El Independiente Canadian National Newspaper in Spanish,English & French

Fiscal Luis Martinez

EL SALVADOR
“A QUIEN QUITAMOS Y A QUIEN PONEMOS”
PARECIERA QUE HA SIDO PRÁCTICA USUAL ENTRE EL FISCAL LUIS MARTINEZ Y SUS AMIGOS

Roberto Iraheta
El Independiente Canadian Newspaper
Mayo 5, 2015
En la documentación que hemos tenido acceso en El Independiente, se comprende fácilmente que existe una frecuencia de contacto, una relación establecida entre Luis Martínez, Fiscal General y los Rais, no solo para entorpecer procesos judiciales favoreciendo a los amigos del Fiscal sino que esos “favores” van mucho mas lejos cayendo en negociar a que personas ponen o quitan en la Fiscalia General de la República para garantizarse cierto grado de impunidad.

Ya en la primera publicación que hicimos, “El Chino Luis: Asi le llaman “los amigos” al Fiscal General de El Salvador en el tráfico de influencias”, quedo reflejado la obstrucción de justicia de parte del Fiscal General en el caso del señor Roberto Bukele contra Hugo Blanco Rais, sobrino de Enrique Rais el controversial empresario salvadoreño, quien en otra documentación obtenida por este medio deja claro como mueve voluntades en otras instancias estatales incluyendo la Asamblea Legislativa.

En un correo electrónico que obtuvimos y el cual esta censurado, se establece el grado de confianza entre los Rais y el Chino Luis, Fiscal General, en una negociación de ‘estira y encoge” a quien ponen en la Fiscalia General y a que personas quitan que de acuerdo al email, el Chino Luis, ya esta de acuerdo a remover toda vez que le ayuden con Lisset y con G.G., posiblemente refiriéndose al diputado Guillermo Gallegos de GANA.

Luis Martinez, Fiscal Salvadoreno y Los Rais - Trafico de influenciasCorreo electrónico entre el abogado y notario Hugo Blanco Rais y el controversial empresario salvadoreño Enrique Rais, en el cual queda al descubierto el trafico de influencias a la que el Fiscal General, Luis Martínez, permite que sea corrompida la Fiscalia General de El Salvador afectando directamente a empleados de la institución que son removidos de acuerdo a los intereses del Fiscal General y sus amigos.

La relación del Chino Luis, Fiscal General Luis Martínez, con Enrique Rais no solo ha sido el utilizar los aviones de la compañía de Rais y al día siguiente del vuelo aparecen los fiscales que acompañaron al Chino Luis en el viaje, judicializando un caso amañado que implica millones de dólares en litigio.

La relación de corrupción entre estos personajes, el Chino Luis y Enrique Rais, va mucho más lejos que un simple caso como queda establecido en varios correos electrónicos, como el del día 25 de octubre 2012 y del cual hacemos mención en esta entrega.

El Fiscal General de El Salvador, Luis Martínez, se ha convertido en el Fiscal General de las redes sociales y medios, que utiliza a su conveniencia, para mantener su imagen como un funcionario que vela por los intereses del estado salvadoreño y construir canales que le permitan ser reelegido para otro periodo.

Luis Martinez, Fiscal General Salvadoreno
Luis Martínez, Fiscal General de El Salvador, en fotografía publicada en Twitter y retwitter por El Independiente Canadian Newspaper, en la cual Martínez promueve su imagen esta vez como Presidentede GAFIC.

Inclusive el Fiscal Luis Martínez participa constantemente en actividades internacionales para elevar su imagen domésticamente y perfilarse como un funcionario intachable pero la realidad es otra, el Fiscal General Luis Martínez, Chino Luis para sus amigos, es un funcionario que obstruye la justicia, tiene conflictos de interés, y que ha llegado a seguir prostituyendo la Fiscalia General de El Salvador en detrimento del estado.

Existen otros funcionarios al interior de la Fiscalia, al igual que jueces que se prestan para inclinar la balanza de la justicia a favor de los ungidos y que sean sobreseídos de las acusaciones en su contra si es que llegan a ser judicializados.

Aun algunos medios de comunicación en El Salvador temen hacer público algunas actividades en que coinciden diferentes actores como empresarios, altos dirigentes de partidos políticos, etc., por temor a represalias de ese “circulo de amigos” que utilizan las herramientas legales para difamar a los que se atreven a romper el silencio y a la autocensura de algunos medios.

Paradójicamente los anteriores Fiscales cuando concluyeron sus términos, la mayoría de ellos son ahora representantes legales de personas o empresas a los que atacaron o defendieron emblemáticamente durante sus funciones pero los funcionarios de menor rango que quedaron en la Fiscalia y acompañaron a esos Fiscales, fueron despedidos o son investigados para que sirvan de ejemplo de la lucha contra la corrupción que libra la Fiscalia.
Vamos haber quienes sirven de ejemplo después que concluya sus funciones el presente Fiscal General, Luis Martínez.

En El Salvador se habla mucho de acciones gubernamentales para combatir el fenómeno antisocial de las maras, pero el gobierno sigue aceptando el cohabitar con palabreros y renteros de cuello blanco que carcomen el tejido legal, económico y social de todos los salvadoreños sin excepción.